Historias, Reflexiones

El Bebé Jefazo y los perros de la ciudad

Hoy voy a contar una historia reflexión, no es una petición, ni una solicitud, ni tampoco una queja, voy a escribir sobre el bebé Jefazo y los perros.

A parte de mi labor en otras áreas, sin duda, lo que más me encanta, lo que me ha gusto siempre, es escribir.

Me ha gustado siempre escribir.

Escribía para mí en mis largos ratos de tedio entre lección y lección, cuando estudiaba en bachiller y en la universidad, principalmente poesía cuya tercera edición está en Amazon, (El bodrio que me salió en la autoedición de la segunda edición), y puede ser incluso que la hayan pirateado, aunque en edición kindle es gratis.

Más tarde mostraba a mis amigos lo que escribía.

el bebe jefazo

Referente al pirateo, y como la picaresca tiene cantidad de medios a su alcance (Por algo somos el país de Lazarillo de Tormes) alguien es posible que lo compre y reparte copias a sus amiguetes. (Me da igual, por lo menos me leen).

  • Germán, no des ideas. – Espeta mi subsconciente.
  • Qué tiene de malo, respondo.

Entonces a lo que iba, mientras corrijo el html con los puntoapartados. 🙂

El Bebé Jefazo no tiene novia

¿Quién ha contado que el bebé Jefazo no tiene novia? 🙂

Realmente tampoco lo sé, no terminé de verla.

Para entrar en harina, el Bebé Jefazo es una película animada, donde se muestra al público, la historia de siempre en las casas, cuando nace un nuevo hermanito. El primogénito pasa a un segundo lugar, no que no se quiera ( se le llama a esta figura príncipe destronado), comienzan los celos, ahora el recién nacido, es el nuevo rey de la casa.

No no es un tal Lamas, ni una marca,  allende los años 80 del siglo pasado, que mostraba colchas. xD

El rey de la casa de esta historia es el Bebé Jefazo.

Sin embargo es un jefazo muy particular, porque lo tiene bien organizado: Es un ejecutivo, un director de empresa en toda regla, pero en su casa.

¿Porqué no es tan jefe?

Simplemente porque por encima tiene una jefa (igual sería un jefe, solo me atengo a los hechos de la película) que le exige unos objetivos de ventas

El bebé Jefazo es jefe en su casa, pero en la empresa BabyCorp es un comercial.

Y aquí viene el argumento de esta historia, esbozada en este artículo, post, entrada (Como quieras llamarlo).

¿Que tendrá que ver el Bebé Jefazo con los perros de la ciudad?

Es curioso, las escenas me dieron que pensar.

Bebé Jefazo tenía su propio consejo, dijeramos consejo de administración, compuesto por baby curvy, una chica o girl, que sabe mucho, y un par de gemelos.

Te voy a poner un enlace → para que sepas qué es un consejo de administración,

Yo lo sé,

No obstante para no alargar esta historia te lo digo.

El bebé pone un vídeo, valiéndose de su osito de peluche.

Le preocupan los perros

Los perros son más importantes que los niños – eso opina el baby jefazo- , y están restando cariño a los papás.

El Bebé, se marca una estrategia para que el nuevo modelo de perro no salga al mercado.

Hasta ahí puedo contar.

Total, te pregunto

¿Has observado últimamente que hay muchos perros en la ciudad?

¿Será cierto que los perros están supliendo a los niños, porque son más económicos de mantener?

¿Será que no salía mucho y ahora me he dado cuenta de que hay muchos perros?

No te molestes, tranqui. Si te gustan, los perros, si tienes perros, bueno, a tí te gustan.

A los bebés hay que comprarles pañales, a los perros, los sacas a la calle, se desfogan, hacen sus necesidades y su caquita. El o la dueña del perro, recoge la caquita, y punto.

Bueno, quien la recoge.

Recuerdo un dicho de mi bisabuelo que terminaba algo así:

Hay más coches que perros descalzos, y eso que era allá a principio de los 70.

¿Los perros de la ciudad pagan?

Sí, aparte de comer, de llevarlos al veterinario, de pelarlos,

¿Los perros están censados?

¿Los Ayuntamientos saben cuántos perros tiene su municipio?

Ahora que salgo más a la calle, veo gente no sólo con un perro, sino con dos y con tres, por no ser mentiroso y decir que he visto incluso cinco. Eso sí son almas caritativas que recogen perros abandonados.

Y como dice el Bebé Jefazo, o me lo he inventado yo: un perro es como un niño, pero claro como no se pueden costear, y se me cae una lágrima y otra y otra.

El mundo no estará tan bien, cuando por lo menos, los españoles, por las circunstancias económicas o de otra índole, no quieren o no pueden tener niños.

Eso ya no lo puedo resolver. Yo me quedé con la gana. Aunque eso ya es otra historia.

Así que hay que ver y volver a ver al Bebé Jefazo y ver como vienen los niños al mundo.

Van cayendo en una línea de producción, automáticamente se le coloca el chupete, el pañal y se van a la plaza, como la plaza WiFit de Nintendo Ds, se reunen babys de todas las nacionalidades y van directos a cada padre.

Mira por donde que el Bebé Jefazo va directo a la oficina 🙂

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s