Granadinos/as, Universidad

el catedrático #LopezCalera falleció ayer #recuerdos

el catedrático
López Calera falleció ayer a la edad de 74 años, según he leído hace unos momentos en el diario Ideal ( en la edición de papel).

el catedrático
Quiero en primer lugar unirme y mostrar mi pésame a la familia del catedrático de Filosofia del Derecho de la Universidad de Granada.
¿Que me une a López Calera?
Obviamente, pueden haber muchas razones y una de ellas, es la de ser alumno. Fui alumno de Don Nicolás, en el período en que

el catedrático

ejercía de decano de la Facultad de Derecho.
Leer la noticia en el citado diario, me ha producido gran conmoción, entre otras cosas porque en los tiempos en que estamos morir con setenta y cuatro años, cuando la esperanza de vida está en más años, no se alcanza a comprender, aunque todos tenemos los días contados y por ello te entra más pena porque el catedrático relativamente murió a una edad menor que el promedio.
En cuanto a lo profesional,

el catedrático

no era un catedrático al uso, me explico ( y siempre bajo mi impresión personal): Don Nicolás era una persona amable, bondadosa, que escuchaba las inquietudes de sus alumnos.
Sí, aun lo recuerdo, fue y debe ser considerado una eminencia en el mundo jurídico y cultural de la ciudad, y como dice el diario Ideal, entre otras cosas,(sic)

había enseñado a más de 10.000 alumnos en sus 48 años de carrera profesional.

Cuando me llena de emoción contenida en esta horas, no llevo un hilo textual o argumental lógico. La muerte de Don Nicolás, son esas que te soprenden, como tristemente. Don Nicolás, el catedrático de Filosofía del Derecho supo impregnar a sus alumnos la esencia del Derecho en la sociedad, de los valores de la justicia. Parecía como si hubiera nacido para ello. Cargado de un humanismo y de una filosofía (valga la redundancia) clara en pos del hombre como sujeto de derechos y deberes y sus valores en la sociedad, sobre el problema de los derechos humanos. La profesionalidad de Lopez Calera, el catedrático de Granada, es el de un jurista de reconocídismo prestigio, que escribió muchos libros y tuvo una incansable actividad investigadora; a parte de ello, el catedrático fue Premio Extraordinario de Licenciatura,
Cuando puede, porque en los últimos tiempos leía poca prensa por los titulares tan espantosos de la crisis que tanto dolor y conmoción particularmente me han producido, como imagino que a muchas personas, la columna donde el catedrático escribía en el diario mencionado, era de obligada lectura para mí. Donde se demuestra claramente la aportación de un sabio, de una persona que por encima de ideas partidistas sabía expresar su filosofía. Muchas cosas y muchos recuerdos me quedan en el tintero, que como alumno que fui, trato de esbozar, pero el tiempo no da para más y siento la pérdida de Don Nicolás.
Descanse en paz, maestro.

Imágen: Lanpernas Dospuntotzero via Compfight

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s