estrellas, jovencita, ochenta, plañideras

Elegía a Elisa Amate (q.e.p.d.)

Va por tí, Manuel, mi pesar para tí y tu familia.


Jovencita de ochenta años
marchó lejos.
Al cielo, oí.
Miles de batallas perdidas,
corona de espinas
de enfermedad de plañideras
difusas.
El cielo es azul
y tienes ya tu sitio,
mas yo te quería aquí,
abajo,
entre los tuyos.
Se me perdieron las estrellas
como arte de taumaturgo.
Sólo se ve una estrella
ahí arriba.
Sabemos que eres tú.
Ya no vale que sean ochenta
ni cuarenta, ni cincuenta.
Ya no vale el sol
entre las nubes.
Sólo se, que tú, amable,
Elisa,
sencilla como tus ojos,
no moras aquí.


Poema de Germán Prados Peña, Reservados Todos los Derechos.
______
El largo y tortuoso caminar (The Beatles)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s