Editorial

De la agonía a la esperanza

De la

agonía a la esperanza

Hemos tocado techo.
agonía a la esperanza
No, por favor, hemos tocado fondo.
Cuando todo está perdido, es eso, está todo perdido que no se puede perder más, es cuando más hay que ganar, como el niño que está empezando a andar, se cae y vuelve a levantar.
A partir de ahora hay que dejar a la mente que repiquete, que parlotee y entonces empezar a planificar. Hemos vivido de forma materialista. Nos hemos apartado de Dios, de Alá, de Buda, del universo.
¿Y el alma? ¿Donde la hemos dejado?
de la

agonía a la esperanza

Somos cuerpo, mente y alma. Porqué no utilizamos el subsconciente a nuestro favor y sí en nuestra contra. Porque no lo usamos, porqué no nos amamos, como si tuvieramos nuestra amada delante. ¿Que hemos perdido? No perdamos el alma, por favor, demos paso a la esperanza.
Para aclaración yo no soy el ruiseñor de la pradera ese que canta que sale en youtube, yo ni siquiera lo conocia, solo entrando de casualidad y escribiendo mi nick. Yo llevo con este blog más de dos años, aunque no lo utilizo mucho.
de la

agonía a la esperanza

Mis motivos para ser ruiseñor, es su canto, el canto a la libertad, ese canto de primavera que tantos recuerdos nos trae. Y de la pradera, algo que ver con mi apellido y el lugar donde me crié.
Todo era bonito, pero yo he sufrido mucho en la vida, haya o no habido crisis, porque yo vivo en una crisis permanente.
Pero no he escrito este post para la desesperanza, sino para la esperanza, para pasar de la agonía a la esperanza, para la ilusión, para compartir vuestras vivencias, un poco de respiro en un mundo sin dinero y digámoslo sinceramente, sin valores.
Este principio de siglo (aunque siempre lo ha sido) está lleno de horrores, de asesinatos, de odio, de guerras absurdas, del materialismo del dinero, de la envidia.
Procuraré en otro post no caer en esto.
Olvidemos los pecados capitales
Y hablemos de las virtudes teologales.
Hablemos del amor,
del verdadero amor no ligado al interes, al dinero, como los matrimonios de conveniencia.
Hay que volver al mayo del 68
Haz el amor y no la guerra
Hay que romper moldes, los ayuntamientos podrían hacer mas fiestas, fiestas de la primavera, del dia del sol, del dia del amor, del dia de la convivencia, de los buenos tratos.
Y así pasar de la agonía a la esperanza.
Buen vino y buena paella.
Ahora que hay tiempo para pensar, tenemos que repasar los grandes hitos de la humanidad
para ver que de positivo podemos construir.

Imágen:Creative Commons License ruurmo via Compfight

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s